Nacho Casanova

Nacho Casanova

Una vez, mi abuelo se rompió la crisma contra un cristal muy limpio. He debido heredar algo de su torpeza al interactuar con el mundo físico, porque me gusta más estar dentro de mi cerebro que fuera de él. Desde el incidente original, he dibujado diez –y publicado nueve–, monografías de historieta (algunas en varios idiomas), he ilustrado más de 50 contraportadas para El Naufraguito, he rotulado más de 150 títulos para Diábolo Ediciones, más de 50 para Glénat/EDT, unos pocos para Dib•buks y, últimamente, maquetado unas cuantas revistas de divulgación científica. Si tienes curiosidad por ver más de mi trabajo, puedes descargarte un mini dosier con mi trabajo como rotulista aquí. Y como diseñador editorial, aquí. Mi dossier de ilustración se encuentra aquí. Así pues, dibujo historietas por necesidad. Hago ilustraciones por diversión. Diseño y maqueto publicaciones para oxigenar el cerebro. Todo con una sonrisa, pero siempre atento a los cristales muy limpios.